jueves, 24 de junio de 2010

ALAS en el debate sociológico mundial

Jaime Preciado Coronado
(Presidente de ALAS)


El origen de ALAS está íntimamente vinculado con el de la Asociación Internacional de Sociología (ISA, por sus siglas en inglés). En 1950 Zúrich fue el escenario en que se realizó el primer congreso mundial de sociología a instancias de la Association Internationale de Sociologie, que más tarde se unificaría en la ISA. Se encargaron de llevar adelante la tarea fundacional de ALAS un grupo de abogados, que se dedicaban a la enseñanza de la sociología y a la producción de manuales y materiales pedagógicos para enseñar la relativamente nueva disciplina en la región, junto con hombres de acción –pues hay que reconocer el sesgo masculino de la época- y sociólogos que combinaban actividades intelectuales en universidades y en la vida política.
En 1951 se realiza el primer congreso de nuestra Asociación, que fue la primera del mundo en dar un perfil regional a la sociología. Gracias a la fuerza de los fundadores, que estaban formados en Derecho, Historia, Filosofía y que recogían a la vez que algunos formulaban una producción sociológica original, la ALAS se convirtió en una referencia obligada para pensar y actuar en América Latina. En el primer comité directivo de esta asociación estaban profesores universitarios, como Modesto Paredes, que desde 1924 habían publicado sendas reflexiones en dos tomos sobre la Sociología general aplicada a las condiciones de América y La conciencia social (1927) , junto con fundadores de instituciones nacionales que agrupaban sociólogos, como Bernal Jiménez, que en 1942 fundó el Instituto Colombiano de Sociología, y junto con políticos, como Rafael Caldera de Venezuela, que se preocupaban por impulsar la disciplina desde las universidades e instituciones gubernamentales.
Alfredo Poviña, primer Presidente de ALAS, era sin duda el que acreditaba la más sólida trayectoria académica y un reconocimiento internacional a su formación. Doctor por la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la Universidad Nacional de Córdoba en 1930 con la tesis Sociología de la Revolución y con una amplia trayectoria en docencia (su Curso de Sociología, editado en 1945, alcanzó varias ediciones), en investigación, publicación de artículos y libros, así como en la fundación de revistas, Poviña imprimirá los rasgos primarios que inspiraron a nuestra Asociación hasta mediados de los años sesenta.

Desde sus orígenes ALAS es producto del debate sociológico de la época, el cual se daba entre una sociología “científica”, que tenía rasgos interdisciplinarios que la llevaban hasta el campo de la filosofía de y desde lo social, y una sociología “empírica”, que exigía evidencias y métodos sistemáticos para su constitución como ciencia. Una fuerte polémica que inició el Institut Internationale de Sociologie, durante los años 40, en el que predominaba la filosofía social. Con la fundación de la ISA, donde predominaban los sociólogos “empíricos”, principalmente de origen anglosajón, no terminaron las discusiones entre las dos tendencias señaladas, pues durante algunos años coexisten ambas asociaciones y ello repercute en el perfil que tomará ALAS durante sus primeros años. En los hechos, había permeabilidad entre las dos asociaciones mundiales y hasta doble participación de algunas personalidades de la sociología, incluidos algunos de los fundadores de ALAS.
La ISA fue fundada en septiembre de 1949, en Oslo, mientras que el Instituto Internacional de Sociología toma su segundo aire justamente en 1950 en Zúrich, desde donde surge la idea de configurar asociaciones regionales, como ALAS, con la finalidad de enraizar al Instituto nuevamente en los países, pues las guerras mundiales impidieron la continuidad de esa vieja institución nacida en 1893, bajo la dirección de René Worms. El contexto de las guerras dividió a tal grado las asociaciones de sociólogos por sus posiciones frente al conflicto que la actividad gremial, de institucionalización y consolidación de su campo fue detenida. Las dos tendencias sociológicas antes definidas, no coinciden puramente con las dos asociaciones mundiales que coexistieron hasta 1971, año en que el IIS decide afiliarse a la ISA.
Tampoco ALAS se puede suscribir plenamente en alguna de las dos tendencias. Uno de los debates que sería conveniente recoger, para mostrar las ambigüedades de la doble pertenencia, es el que se da entre Alfredo Poviña y Gino Germani. Ambos personajes compartían su doble participación en las asociaciones mundiales pero, expuesto en términos simplificados, Poviña criticaba la “hechología”, por el uso privilegiado de instrumentos técnicos puramente de carácter empírico, sin sustento doctrinario ni teórico, mientras que Germani ya desde el primer congreso de ALAS hizo un balance crítico de la sociología latinoamericana por su radical separación entre ciencias del espíritu y ciencias de la naturaleza, que afectaron negativamente el “desarrollo de la investigación concreta de la realidad social”. Una rivalidad teórica que separará las trayectorias de ambos sociólogos.
Así, las diferencias entre la sociología “científica” y la “empírica”, entre una ciencia social de las “cátedras” y otra de los “hechos”, se han venido reproduciendo al seno de la ISA, mientras que ALAS se fue decantando por una sociología crítica, que abrevaba de ambas posiciones, pero buscando una síntesis entre teoría y práctica, entre formación e investigación y sobre todo al calor de aportaciones originales que estuvieron vinculadas con la teoría de la dependencia, su crítica y deslinde a lo largo de los últimos años, y al calor de un pensamiento crítico de la colonialidad del pensamiento que recoge las fuentes originales realizadas por pensadores que se sitúan en y desde Latinoamérica, con una marcada influencia del marxismo.
Desde 1971, año en que se unifican la ISA y el Instituto Internacional de Sociología, ALAS batalla por posicionar la originalidad y fuerza de su planteamiento en el debate sociológico mundial, pero el reconocimiento que ha logrado en el ámbito de la ISA no es proporcional a la originalidad de sus planteamientos. Si hasta 1957 se tuvo solamente la representación de un sociólogo brasileño en el Comité Ejecutivo de la ISA, no será sino hasta 2006, en su congreso de Durban que se planteará seriamente una mayor representatividad de América Latina, tanto en su participación dentro de los órganos directivos como en la influencia de sus temas.
Tomando en cuenta esta doble necesidad de mayor representatividad de ALAS en la organización y en la orientación del debate sociológico mundial, El Fórum de la ISA en Barcelona, en septiembre pasado, propició una mayor difusión del pensamiento crítico latinoamericano. ALAS y CLACSO presentaron varias actividades que van situando nuestras temáticas y van difundiendo la originalidad de nuestra propuesta. ISA sigue reproduciendo, como es natural por la heterogeneidad de sus afiliados, las posiciones divergentes que le dieron origen. Compartimos esos debates con ISA, desde nuestro origen común. En Barcelona constatamos que las diferencias antes simplificadas, entre “científicos” y “empíricos”, todavía son atravesadas en la construcción del campo sociológico, por sus divergencias epistemológicas ante el pensamiento crítico y por sus diferencias respecto a la pertinencia de una sociología de la acción adecuada a las realidades concretas de nuestros países, adecuada y realizada por, para y desde los actores sociales.
La actual coyuntura de transformaciones sociales y políticas que caracterizan a Latinoamérica, es un campo de reflexión esperanzador y prometedor, aunque tenga varios rasgos de confrontación, polarización social, exclusión e incertidumbres propias y del contexto internacional. Nuestra propuesta central para el XXVII Congreso de ALAS: “América Latina interrogada”, fue presentada en el Fórum de Barcelona de la ISA, a través de dos mesas redondas: “Violence and social control: dilemmas for the Latin American democracies”, organizada por José Vicente Tavares, ex Presidente de ALAS, y la mesa “América Latina entre la fragmentación, la exclusión y la polarización social: ¿qué proyectos alternativos?”, organizada por Jaime Preciado, actual Presidente de ALAS, así como por una sesión sobre “Las problemáticas de las revistas de Ciencias Sociales en Iberoamérica”, organizada por Alicia Itatí Palermo, del Comité Editorial de ALAS.
Frente a una sociología que ha evacuado el horizonte histórico de la utopía, o que se ha ensimismado en la imposición de la metáfora como llave interpretativa de la realidad social, o frente a una sociología que está presa de un posmodernismo hecho a la medida de realidades anglo-euro-céntricas, la sociología latinoamericana ofrece nuevas claves de interpretación. Sin renunciar a las propuestas creativas ni a la reflexividad más rigurosa, muchas de cuyas manifestaciones teóricas y metodológicas fueron presentadas en Barcelona, la sociología latinoamericana tiene un campo en construcción propio que podrá impactar en los debates mundiales. La sociología y las ciencias sociales de nuestra región, nuestra América, lo necesitan y se lo merecen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Directorio ALAS 2013-2015

Presidente:

Marcelo Arnold-Chatalifaud (Chile)

Vicepresidente

Nora Garita (Costa Rica)

Comité Directivo

Alberto Riella (Uruguay)

Milton Vidal (Chile)

Martha Nélida Ruiz Uribe (México)

Pedro José Ortega (República Dominicana)

Jaime Rodolfo Ríos Burga (Perú)

Ana Silvia Monzón (Guatemala)

Irlys Barreira (Brasil)

Ana María Perez Rubio (Argentina)

Secretario de la Vice-Presidencia

Carlos Obando

Comité Editorial:

Beatriz Wehle (Argentina), Gustavo Guarachi y Andrés Uzeda (Bolivia), Maira Bargautem y Evson Malaquias (Brasil), Fernando Cubides (Colombia), Roberto Pineda y, Sergio Villena Fiengo (Costa Rica), Nelson de Jesús Quintanilla y Francisco Arturo Alarcón (El Salvador), Darío Salinas y Herminia Foo Kong (México), José Martínez Llaque (Perú), Pedro Ortega (República Dominicana) , Alberto Riella y Francisco Pucci (Uruguay) Milton Vidal (Chile), Gabriela Gómez Rojas (Argentina), Milton Vidal y Jorge Rojas (Chile).

Revista Controversias y Concurrencias Latinoamericanas (CyCL)

Boletín ALAS

Editores:

Eduardo Andrés Sandoval Forero (México)

Alicia Itati Palermo (Argentina)